La alcaldesa y la edil de cultura supervisan las obras del museo del carnaval

La alcaldesa de Águilas, Mari Carmen Moreno, y la edil de Cultura, Lucía Hernández, visitaron recientemente las obras de acondicionamiento del Museo del Carnaval que estará ubicado en la primera planta de la Casa de la Cultura Francisco Rabal.

Durante la visita, la jefa del Ejecutivo aguileño destacó que “se ha optado por la Casa de Cultura por dos motivos: su excelente ubicación, céntrica y accesible, así como por el hecho de que la apertura del mismo no supondrá un gasto extra en personal, ya que la Casa de la Cultura cuenta con controladores encargados de su apertura y cierre diarios”.

En cuanto a los contenidos que se ofrecerán, la alcaldesa manifestó que “se intentará que estén presentes todos los elementos que hace única nuestra fiesta de Interés Turístico Internacional; así, habrá una parte dedicada a las peñas, los trajes de papel, los personajes del Carnaval, la cuerva y, como no podía ser de otra manera, el rincón del mamarracho, tan vinculado al origen de nuestro Carnaval”. Cabe señalar, asimismo, que la idea es que “el Museo del Carnaval sea un espacio vivo y cambiante, como también lo es nuestra Fiesta Grande”.

La adecuación de primera planta de la Casa de la Cultura para acoger este espacio museístico está siendo llevada a cabo por los integrantes del Programa de Empleo Público Local dirigido a parados de larga duración. Estos programas están subvencionados por el Servicio Regional de Empleo y Formación y cofinanciados por el Ministerio de Empleo, Migraciones y Seguridad Social, mientras que el Ayuntamiento de Águilas, en este caso, ha aportado 42.300 euros para la financiación de los materiales de construcción de todas las actuaciones que se desarrollarán a través del programa.

Sobre este asunto, la primera edil aguileña destacó que “con los actuaciones que se desarrollarán a través del Programa de Empleo Público Local se pretende mejorar y reforzar el mantenimiento de los edificios municipales y el aspecto de algunos equipamientos urbanos, para ello se han contratado a un total de nueve parados de larga duración, con cierto nivel de especialización, para que sus trabajos sean visualizados y valorados positivamente por la sociedad aguileña y por el tejido empresarial, favoreciendo su inserción en el mercado de trabajo”.